Te ayudamos a formar la familia de tus sueños

Descubre tu camino hacia la fertilidad.
¡Da el primer paso!

Somos una clínica especializada en fertilidad y reproducción humana

La fecundación “in Vitro” (FIV) es un Técnica de Reproducción Asistida que consiste en extraer los óvulos de una paciente que previamente ha sido estimulada con una terapia hormonal y ponerlos en contacto con los espermatozoides en el laboratorio (inseminación) poner en contacto uno o más ovocitos de una mujer con los espermatozoides de su pareja en el laboratorio.

De esta manera se pretende favorecer la fecundación cuando de forma natural existe algún problema que la dificulta. Una vez los ovocitos son fecundados, el embrión o embriones resultantes son evaluados y transferidos al útero, en número variable según diferentes parámetros considerados, hasta un máximo de tres, que es lo legalmente permitido.

Las técnicas de baja complejidad en fertilidad son menos invasivas pero tienen una baja probabilidad de éxito y se utilizan en casos específicos para reducir el desgaste de los pacientes. Estas técnicas implican estimular la ovulación con medicamentos, lo que conlleva riesgos como embarazos múltiples y el síndrome de hiperestimulación ovárica, que deben ser supervisados por un especialista en fertilidad.

La técnica de ICSI (Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides) es una forma especializada de Fecundación In Vitro (FIV) en la que se utiliza un solo espermatozoide previamente seleccionado para microinyectarlo en un óvulo. Se emplea en casos de baja cantidad o movilidad de espermatozoides y en pacientes sin espermatozoides en el eyaculado, donde se obtienen mediante biopsia testicular. Se recomienda en pacientes con baja recuperación de óvulos, mujeres mayores de 40 años, fallos previos en FIV convencional, y problemas genéticos que requieren diagnóstico preimplantacional. La probabilidad de embarazo con ICSI es del 50% en mujeres menores de 38 años. 

El transfer consiste en la introducción de los mejores embriones dentro del útero materno con la ayuda de una cánula especialmente diseñada para ello. El procedimiento se lleva a cabo en el quirófano, aunque en este caso no es preciso realizar sedación, ya que es un proceso rápido e indoloro.

La mayoría de las muestras de semen contienen un 50% de espermatozoides portadores del cromosoma Y y un 50% de espermatozoides portadores del cromosoma X, lo que da igual probabilidad de tener un niño o una niña.

Sin embargo, existen métodos para seleccionar el sexo del bebé, que se emplean por decisión de la pareja, razones médicas o para equilibrar la composición familiar cuando todos los hijos son del mismo sexo.

Estos métodos utilizan una técnica patentada para determinar el género del embrión y cumplir el deseo de tener un niño o una niña.

El diagnóstico genético preimplantatorio (PGD) se utiliza junto con la fertilización in vitro (FIV) para seleccionar embriones sin anomalías genéticas antes de su transferencia al útero materno.

Se recomienda para parejas en riesgo de enfermedades genéticas, abortos recurrentes, fallos en la implantación, mujeres mayores de 35 años y hombres con problemas de meiosis en los espermatozoides.

El PGD incluye técnicas como FISH y microarreglos, siendo este último altamente preciso (96-98%) y aumentando la probabilidad de éxito de tener un bebé a 60-70% cuando se transfieren embriones analizados por microarreglos a un útero receptivo.

Existen casos en el que el paciente no presenta espermatozoides en la muestra de semen eyaculada, pero sí están presentes en los tejidos reproductivos.

En estos casos, se puede realizar ciertas intervenciones para captar los espermatozoides de estos tejidos, como son el PESA (Aspiración Epididimaria Percutánea de Espermatozoides) y MESA (Aspiración de Espermatozoides del Epidídimo).


Dependiendo de la concentración de espermatozoides observados, la motilidad de los mismos, así como de la cantidad de células presentes en la muestra, esta puede ser utilizada para tratamientos de IIU, FIV o ICSI.

La cirugía reproductiva actual utiliza técnicas avanzadas con incisiones mínimas y cámaras para reducir problemas y tiempos de recuperación.

Provida Clínica de Fertilidad ofrece especialistas y tecnología para procedimientos como histeroscopía (para tratar miomas, adherencias y pólipos uterinos) y laparoscopia (para explorar pelvis, abdomen y ovarios).

La biopsia testicular es un procedimiento indoloro que dura unos 15-20 minutos y se utiliza para recuperar espermatozoides en casos de azoospermia (ausencia de espermatozoides en el eyaculado). Se realiza mediante una pequeña incisión en el testículo bajo sedación.

Después del procedimiento, se pueden sentir molestias durante unos días, se debe usar un suspensorio y evitar las relaciones sexuales durante dos semanas. Además de diagnóstico, se utiliza para recuperar espermatozoides del testículo cuando no están presentes en el eyaculado, y se ha observado que estos espermatozoides tienen menos daño en su ADN.

También existe una variante menos invasiva llamada biopsia por punción, pero puede no ser suficiente en todos los casos.

La congelación de tejido ovárico, óvulos y muestras de semen es crucial para pacientes que reciben tratamientos como radioterapia y quimioterapia, ya que preserva la posibilidad de tener hijos en el futuro.

Estas muestras se almacenan indefinidamente a temperaturas que detienen su deterioro, lo que garantiza que estén en óptimas condiciones cuando se descongelan para su uso posterior.

Las técnicas avanzadas de cirugía reproductiva implican pequeñas incisiones y el uso de cámaras para procedimientos menos invasivos, reduciendo molestias, cicatrices y tiempos de recuperación.

En Provida Clínica de Fertilidad, cuentan con especialistas y tecnología para realizar histeroscopias (identificación y eliminación de problemas uterinos) y laparoscopias (exploración de la pelvis, abdomen y ovarios) en estas modalidades avanzadas.

La diabetes puede afectar la función sexual en hombres, causando disfunción eréctil, trastornos en la eyaculación y daño en la calidad de los espermatozoides.

En mujeres, la diabetes puede influir en la fertilidad, acortando el periodo reproductivo y provocando menarquia tardía y menopausia temprana. Se recomienda la preservación de la fertilidad en pacientes diabéticos para permitir un control preconcepcional y lograr embarazos en momentos más adecuados.

Una vez realizada la transferencia embrionaria, se lleva a cabo la vitrificación de los embriones de buena calidad no transferidos, con el fin de poder ser utilizados en un ciclo posterior sin necesidad de estimulación ovárica

Aumenta la posibilidad de embarazo con Fecundación in vitro

Nuestro objetivo es proporcionarte opciones efectivas y seguras para maximizar tus posibilidades de formar una familia.

¡Ellos cambiaron su vida!

Conoce los distintos testimonios de nuestros pacientes. ellos decidieron elegir Cryovida, y sus vidas dieron un giro

Noemi Barrón

Nuestra paciente Noemí Barrón y su esposo nos comparten cómo su sueño se hizo realidad… ¡ser padres

Carlos y Laura

El matrimonio de Carlos y Laura nos relata su asombrosa experiencia al someterse a un tratamiento in vitro, que resultó en la alegría de convertirse en padres de cuatro hermosos bebés.

Rodolfo y Rocío

Rodolfo y Rocío nos relatan acerca de su vivencia al someterse a un tratamiento de fertilidad In Vitro, obteniendo como resultado a una hermosa bebé.

Estamos para servirte

Ponemos a tu disposición el siguiente formulario de contacto. Por favor, déjanos saber tus dudas o comentarios. A la brevedad alguno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo.

Horario de atención